Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Danos un punto para Google+ RSS de Buque Artdora Cómic, dibujo e ilustración en Buque ARTdora
magnify
Home Artículos Emakimonos y kakemonos: cuando Japón no tenía manga
formats

Emakimonos y kakemonos: cuando Japón no tenía manga

De una forma u otra llevo tiempo conectada al mundo a través de obras, animes, merchandising, salones de cómic, crafts… Esa conexión siempre me planteó varias preguntas: ¿De dónde viene la palabra “”? ¿A dónde va a llegar? Es decir… ¿por qué este género de cómic gusta a tanta gente?

Las respuestas comienzan cuando empiezas a investigar un poco y descubres una palabra nueva: emakimono. Son rollos ilustrados procedentes de China que los japoneses adaptaron y transformaron.

Emakimono Historia Manga Emakimonos y kakemonos: cuando Japón no tenía manga manga kakemono historia emakimono Básicamente un emaki es una banda de papel enrollada a un palo. Se despliega de derecha a izquierda y se lee por secciones que ocupan desde los treinta a los setenta centímetros. Algunas de las historias cuentan con varios rollos para poder ser leídas en su totalidad, recordando a la estructura de algunos mangas actuales.

Los emaki nacieron como una fuente de cultura. Estaban destinados a la élite aristócrata o religiosa y son considerados objetos preciosos. En un principio su contenido representaba escenas concretas, bien literarias o bien religiosas. Estos últimos rollos tenían la intención de guiar la conducta de las personas, llenando de imágenes de los infiernos budistas las retinas de los lectores. Por supuesto existen emaki donde se pueden leer relatos de batallas o episodios históricos. Dioses, ancestros y seres mitológicos, todo relacionado con el budismo y la sociedad japonesa.

Emaki Historia Manga Emakimonos y kakemonos: cuando Japón no tenía manga manga kakemono historia emakimono

Detalle de Shigisan engi emaki

Lo más interesante de todo el asunto es que al observar con detalle un emaki provoca una especie de sensación de movimiento.

Las líneas con los que están trazados los acercan a ser, en cierto sentido, similares a los dibujos animados actuales.

Hay multitud de ejemplos, y entre ellos podemos destacar el Shigisan engi emaki (“Rollo de las leyendas del monte Shigi”). Pertenece al patrimonio nacional de Japón, data del s. XII.-

Este rollo no es sólo curioso al representar el movimiento de los personajes. También lo es por cómo cuenta la . Incluye un flashback, indicando una acción anterior a la historia principal, muy similar a los que actualmente se realizan en el cine.

.

Historia Manga Bishamonten Mensajero Emakimonos y kakemonos: cuando Japón no tenía manga manga kakemono historia emakimono

.

La foto corresponde a esa parte del Shigisan engi emaki, en ella se cuenta el viaje de un mensajero que es enviado desde el cielo. Al representar la escena de izquierda a derecha se invierte el sentido de lectura. Es en este efecto en el que se aprecia la intención de reflejar que hablamos del pasado.

 Claro, que todo esto sólo es el principio. A partir del año 1650 aproximadamente, los japoneses de clases más modestas deseaban decorar el tokonama de sus viviendas o simplemente tener acceso a composiciones pictóricas a precios razonables. De esta forma nació el reconocido ukiyo-e. Este término agrupa estampas y pinturas. Representan el “mundo flotante”, o “mundo terrenal gobernado por los placeres efímeros”.

 Hay que decir, antes de continuar, que los emakis se representan en su mayoría en rollos horizontales. Al contrario que las estampas ukiyo-e, cuyo formato es el del kakemono o rollo vertical.

.

Kakemono Toyokuni Historia Manga Emakimonos y kakemonos: cuando Japón no tenía manga manga kakemono historia emakimono

Autor: Utagawa Toyokuni “The pine of succes”. Un ejemplo de kakemono

.

Este tipo de estampación recreaba escenas completas. Su popularidad hizo que prácticamente cualquier persona pudiera acceder a ella, adoptando más tarde el concepto de “hojas separadas”. Y así nació el póster. Fue en el siglo XVIII cuando alcanzó su máximo apogeo. Una pequeña pestaña que impedía que la hoja se deslice sobre la plancha permitió realizar xilografías policromadas de gran belleza y calidad a precios módicos.

 Estas estampas tenían una función múltiple: desde promocionar sederías y productos a cualquier otro servicio. También permitía adquirir retratos de actores de kabuki. Difundían modas de peinados, maquillaje o kimonos. Eran utilizados como medio de comunicación, contenían noticias de actualidad, recetas para enfermedades. Servían para que los niños aprendieran a leer y a escribir, una suerte de “enciclopedia” a todo color.

 

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on Reddit Share on LinkedIn

3 de respuestas

  1. que chula la entrada!! esta chulísima la estética de este tipo de arte oriental. yoshitaka amano, tiene un estilo muy parecido, es uno de los diseñadores de personajes de los juegos de Final Fantasy. También echar un ojo a los grabados japoneses, son impresionantes =)

  2. Tener uno de estos enmarcado en la pared de tu casa tiene que molar un montón : D

  3. ya ves!! si algún día voy a Japón clarisimamente me pillare uno!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Connect with Facebook

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

- bid6 - price8